Produccion agricola dominicana

Lechosa - Carica papaya

 

 

La lechosa es una muy apreciada por contener vitaminas B1, B2 y Niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; suave laxante que ayuda en el proceso digestivo, fortifica el músculo cardíaco; protege la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Azufre, Silicio, Sodio y Potasio. Es conocida científicamente con el nombre de Carica papaya y pertenece a la familia de las Caricáceos. Es una planta originaria de América Tropical, de crecimiento rápido y de vida corta. El fruto es generalmente de forma globular, carnosa y de tamaño muy diverso, dependiendo de la variedad.

Hay más de una razón para comer lechosa con frecuencia, es muy baja en calorías (no contiene grasas) y, al mismo tiempo, es alta en fibra dietética y betacaroteno: una taza de lechosa picada ofrece tanta vitamina C como dos naranjas, y tanto betacaroteno como una zanahoria mediana. Esa misma taza de lechosa es suficiente para cubrir en un 200 por ciento de los requerimientos diarios de vitamina C de un adulto, y el 35 por ciento de las necesidades de vitamina A. También es una magnífica fuente de potasio y su relación sodio-potasio es excelente. 

 

Propiedades de la Lechosa

1. Combate el estreñimiento ya que actúa como un laxante suave.

2. Agiliza cicatrizaciones externas e internas (por ejemplo las úlceras gástricas) 3. Elimina los parásitos intestinales. También ayuda a eliminar las Amebas que son responsables de muchas diarreas crónicas ya que sus semillas frescas son muy ricas en un nutriente llamado Carpasemina.

3. Refuerza el sistema inmunológico gracias a su alto contenido en Vitamina C.

4. La lechosa facilita la digestión y calma el dolor e inflamación del estómago gracias a que contiene una enzima llamada Papaína. La papaína es una enzima similar a la pepsina humana que desdobla las proteínas y favorece el proceso digestivo. Por eso la gente siente que les ayuda a digerir las carnes y las comidas pesadas. Así pues hay que consumir lechosa siempre que nuestra digestión necesite secreciones gastroduodenales y pancreáticas (las típicas digestiones muy lentas)

5. La papaína tiene también propiedades analgésicas o calmantes del dolor. Muy útil en caso de gastroenteritis, colitis y colon irritable gracias a su efecto suavizante y antiséptico sobre los intestinos.

6. La lechosa es gran amiga de nuestra piel ya que ayuda a limpiarnos por dentro. El jugo puede quitar las manchas de la piel y mejorar los eczemas.

7. Es la fruta ideal si queremos hacer un poco de dieta ya que es baja en calorías y rica en nutrientes. 8. La lechosa tiene un efecto alcalinizante del organismo (ideal para personas con acidosis)